Preciosa analogía sobre el papel del Ser Humano en la Tierra.

Nacemos al calor del Fuego, con la misión de llevar Luz y Calor a la oscura y fría materia. Al principio somos egoístas, creemos que podemos hacerlo solos y pretendemos apropiarnos de la Llama. Pero el Fuego quema al egoísta.

Entonces, aprendemos que juntos sí podemos cumplir con nuestra misión más importante: volver a la unidad. Volver a la cálida Luz del Hogar.

    Entradas relacionadas

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *