Sistemas de prevención contra incendios En la Comunidad Valenciana está trabajando para ver los resultados del uso del ciprés como cortafuegos, un proyecto con base en Europa para buscar reducir la propagación de incendios forestales.

La empresa de la Diputación de Valencia, Imelsa, está realizando las primeras plantaciones experimentales de cipreses para uso como cortafuegos. Este programa piloto se basa en el proyecto europeo CypFire. Para este proyecto se van a plantar más de 10.000 cipreses en la provincia de Valencia durante 2014 y 2015. El proyecto europeo CypFire dio como resultado datos teóricos sobre las propiedades de los cipreses para reducir la propagación de incendios forestales.

El proyecto se ha empezado a desarrollar a partir de los resultados que han demostrado que si los cipreses cumplen una serie de características morfológicas, ayudan a evitar la propagación de incendios. Entre sus características, destaca el grado de concentración de agua de las hojas del ciprés, así como los aceites esenciales de estos árboles, que les propician unas propiedades ignífugas superiores frente a otras especies de árboles. Además, el ciprés reduce la presencia del sotobosque y las malezas, auténtico combustible para la propagación del fuego.

Obtener buenos resultados en esta investigación sería fantástico para mejorar nuestros bosques y, en paralelo, ayudar también al desarrollo rural de la región.

    Entradas relacionadas

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *