campana-prevencion-incendios-forestalesDel 15 de marzo al 15 de octubre empieza la prohibición de hacer fuego en terrenos forestales para prevenir incendios de gran magnitud.

Esta prohibición, recogida en el Decreto 64/1995, establece que en los terrenos forestales, estén o no poblados de vegetación, y en una franja de 500 metros que los rodea, no pueda encenderse fuego sea cual sea su finalidad.

En concreto, no pueden quemarse sin una autorización expresa del Departamento de Agricultura restos de poda y de aprovechamientos forestales, agrícolas o de jardinería, ni márgenes próximos a zonas forestales. Tampoco pueden hacerse fuegos de recreo ni otros relacionados con la apicultura. Dentro de las áreas recreativas y de acampada y en parcelas de las urbanizaciones, se podrá hacer fuego cuando se utilicen barbacoas de obra con mata-guspiras.

También queda prohibido tirar objetos encendidos; tirar basura y restos vegetales e industriales de cualquier tipo que puedan ser la causa del inicio de un fuego; lanzar cohetes, pitillos, fuegos de artificio u otros artefactos que contengan fuego, y utilizar sopletes o similares en obras realizadas en vías de comunicación que trabaran terrenos forestales.

campana-fuegos-forestales
Permisos para hacer cremas controladas

Hay que presentar las solicitudes de las autorizaciones para hacer fuegos en zona forestal y la franja de 500 metros, entre el 15 de marzo y el 15 de octubre, a las oficinas comarcales del Departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Natural. Durante el periodo comprendido entre el 16 de octubre y el 14 de marzo las personas que tengan previsto hacer fuego en las zonas citadas no necesitan de una autorización administrativa pero sí que lo tienen que comunicar previamente.

La normativa también prevé, sólo para la eliminación de restos vegetales y restos de poda procedentes de trabajos agrícolas (ramaje de olivo y almendros, viña y restos vegetales procedentes de los huertos… ), la posibilidad de presentar las solicitudes en los ayuntamientos. De este modo, se ahorran desplazamientos posteriores en la capital de la comarca.  

    Entradas relacionadas

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *