Parece ser que ya hemos dejado de lado ese tiempo primaveral-otoñal y, finalmente, ha llegado el frío y con él las capas y más capas que nos echamos encima para estar calentitos.

Con la bajada de las temperaturas aumenta el riesgo de sufrir accidentes domésticos, ya que usamos con mucha más frecuencia los equipos de calefacción y, en ocasiones, el funcionamiento de éstos es bastante deficiente.

Hay ciertos puntos clave que ayudan a detectar si está teniendo lugar una mala combustión en algún sistema de calefacción – calderas, calentadores de agua o estufas -.

llamas-combustión

  • Cambio de color en las llamas: éstas tienen que ser estables y de color azul. Si las llamas son naranjas o amarillas, existe una mala combustión.
  • Cuando aparecen manchas amarillas o marrones alrededor de la llama.
  • Los avisos luminosos de los equipos se encienden regularmente.
  • Aumenta la condensación en la parte interna de las ventanas.

A continuación, encontrarás algunos consejos de prevención de incendios:

  • Aparta cualquier equipo de calefacción de los materiales combustibles como, por ejemplo, cortinas, sábanas, sofás y materiales tapizados.estufa-pies-calientes
  • Evita secar las prendas de ropa poniéndolas junto a las estufas o las chimeneas.
  • Recuerda cumplir con los períodos de revisión y mantenimiento, que establece la normativa, de los equipos de combustión.
  • Si los sistemas de calefacción parecen estar en mal estado y no estás seguro/a de su buen funcionamiento, no los uses.
  • Revisa que los sistemas de ventilación no estén obstruidos, ya que los equipos nunca deben utilizarse en sitios sin ventilación. Para garantizar la entrada de oxígeno y de aire limpio, debes ventilar tu casa durante unos minutos.
  • Apaga las estufas cuando no sean necesarias y, sobre todo, cuando vayas a dormir.
  • Si prevés que estarás fuera de casa durante bastante tiempo, recomendamos que cierres la llave de paso del gas.
  • Si tu casa huele a gas, no enciendas ningún interruptor (timbre, luz, extractor de cocina,…) y abre las ventanas para que entre aire limpio en la zona.
  • Finalmente, si fumas, asegúrate de que los cigarros están bien apagados antes de tirarlos a la basura. Si hace falta, puedes mojarlos.

 

Fuente: Departament d’Interior. Generalitat de Catalunya

 

 

    Entradas relacionadas

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *