En el día a día de nuestras casas tratamos con objetos que pueden ser susceptibles de originar incendios sin ser nosotros conscientes. Por ello, es esencial tomar conciencia, no sólo nosotros mismos sino inculcar esta preocupación a los más pequeños, sobre la importancia de tomar medidas de precaución contra incendios para evitar fatales desenlaces.

Las principales causas de incendios domésticos son:prevención de incendios


Eléctricas


La electricidad constituye una de las principales de incendio. El sobrecalentamiento de enchufes y tomas de corriente y los fusibles fundidos pueden iniciar un incendio. Te recomendamos que instales un disyuntor en tu casa. Su función es cortar automáticamente la corriente cuando se produce un corto circuito.

Cigarrilos


La mayoría de los incendios relacionados con fumar suelen iniciarse porque el cigarrillo no se apaga completamente. Otras causas incluyen quedarse dormido con un cigarrillo y el uso incorrecto de los ceniceros.

Velas 


Incluso una pequeña llama de una vela puede traer malas consecuencias. Muchos de los incendios relacionados con velas suelen iniciarse debido a las corrientes de aire que conducen al fuego a productos combustibles, como una cortina.

La cocina

Es la estancia que contiene más peligros que pueden causar incendios. La combinación común de fuego, grasa, electricidad y agua es muy peligrosa. La grasa que se incendia es una causa común de incendios en la cocina y es generalmente causada por el uso de las sartenes. Otros incendios pueden surgir por cocinar en seco, o por incendios de horno, en muchos casos también por la grasa. Esta clase de incendios son fáciles de controlar y no son susceptibles de causar daños. El mal mantenimiento de los electrodomésticos de cocina también puede provocar un incendio.

Áticos, sótanos y garaje
Los espacios de almacenamiento suelen tener riesgo de incendio, ya que contienen objetos inflamables como gasolina u otros líquidos. La ropa, papeles y otros productos combustibles también son peligrosos y deben ser almacenados de forma segura. Muchos de los riesgos de incendio eléctrico también se encuentran en estas áreas. Cables desgastados, cajas eléctricas y otros, deben ser tratados inmediatamente.

Aparatos de calefacción y chimeneas
Estos están para generar calor y pueden ser peligrosos si no se mantienen bien. Utilizar la chimenea sin un protector de brasas hará que las chispas vuelen por la habitación y provoquen un incendio. Otras causas de incendio son elementos combustibles cercanos a los calentadores, como la ropa, papel tapiz o cortinas.

Ahora que te hemos contado las posibles fuentes de incendio, toma las precauciones debidas para evitar un disgusto.

    Entradas relacionadas

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *