862864-fuego-y-registros-para-la-barbacoa

1. Colillas: a pesar de ser algo obvio, aún parte de los incendios que se producen al aire libre son consecuencia de descuidos, especialmente por arrojar colillas encendidas. Así que, en caso de fumar, no debemos tirar colillas en el bosque.

2. Barbacoas: hay espacios reservados para este fin que, si se utilizan correctamente, no suponen ningún riesgo de incendio. Sin embargo, para nuestra tranquilidad, es aconsejable comprobar que la fogata esté completamente apagada cuando terminemos.

3. Basura: después de pasar un día al aire libre, debemos recoger toda la basura y los desperdicios que hayamos generado, puesto que podrían ayudar a propagar un incendio. Además, hay que prestar especial atención a las botellas de vidrio, ya que el «efecto lupa» y los rayos del sol pueden causar un incendio.

4. Circulación: podemos circular con vehículos por los caminos autorizados, pero debemos evitar caminos no indicados, así como el estacionamiento en espacios peligrosos para el fuego, como pueden ser los campos secos.

5. Casa: si vivimos cerca del monte, tener los alrededores de la vivienda limpios ayudará a evitar un fuego o a propagarlo.

6. Camping: en caso de pasar un día de camping, disponemos de espacios de acampada con zonas habilitadas para hacer fuegos. Escogiendo estas ubicaciones y teniendo especial precaución con las lámparas de gas garantizaremos una buena jornada al aire libre.

7. Maquinaria: es importante no usar maquinaria que pueda generar chispas en una zona forestal, con el objetivo de evitar incendios.

8. Matorrales: podemos quemar los desechos agrícolas o forestales durante el periodo permitido, guardando las distancias correspondientes respecto al monte y evitando los meses de temperaturas más altas (de julio a septiembre).

9. Caminos: la limpieza de todos los espacios forestales (caminos, áreas cortafuegos…) contribuye a prevenir la propagación de un incendio.

10. Teléfono: en caso de incendio, es aconsejable tener a mano un móvil para llamar al teléfono de emergencias, 112.

862864-fuego-y-registros-para-la-barbacoa

1. Colillas: a pesar de ser algo obvio, aún parte de los incendios que se producen al aire libre son consecuencia de descuidos, especialmente por arrojar colillas encendidas. Así que, en caso de fumar, no debemos tirar colillas en el bosque.

2. Barbacoas: hay espacios reservados para este fin que, si se utilizan correctamente, no suponen ningún riesgo de incendio. Sin embargo, para nuestra tranquilidad, es aconsejable comprobar que la fogata esté completamente apagada cuando terminemos.

3. Basura: después de pasar un día al aire libre, debemos recoger toda la basura y los desperdicios que hayamos generado, puesto que podrían ayudar a propagar un incendio. Además, hay que prestar especial atención a las botellas de vidrio, ya que el «efecto lupa» y los rayos del sol pueden causar un incendio.

4. Circulación: podemos circular con vehículos por los caminos autorizados, pero debemos evitar caminos no indicados, así como el estacionamiento en espacios peligrosos para el fuego, como pueden ser los campos secos.

5. Casa: si vivimos cerca del monte, tener los alrededores de la vivienda limpios ayudará a evitar un fuego o a propagarlo.

6. Camping: en caso de pasar un día de camping, disponemos de espacios de acampada con zonas habilitadas para hacer fuegos. Escogiendo estas ubicaciones y teniendo especial precaución con las lámparas de gas garantizaremos una buena jornada al aire libre.

7. Maquinaria: es importante no usar maquinaria que pueda generar chispas en una zona forestal, con el objetivo de evitar incendios.

8. Matorrales: podemos quemar los desechos agrícolas o forestales durante el periodo permitido, guardando las distancias correspondientes respecto al monte y evitando los meses de temperaturas más altas (de julio a septiembre).

9. Caminos: la limpieza de todos los espacios forestales (caminos, áreas cortafuegos…) contribuye a prevenir la propagación de un incendio.

10. Teléfono: en caso de incendio, es aconsejable tener a mano un móvil para llamar al teléfono de emergencias, 112.

    Entradas relacionadas

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *